5 razones por las que deberías saltar en paracaídas al menos una vez en tu vida

 

Te lo prometemos, no te vas a arrepentir!

Sabemos que para mucha gente, la idea del paracaidismo no parece ser una de las más atractivas que existen. Es decir, después de todo, estás saltando de un avión y todo lo que puedes hacer es seguir las instrucciones de tu instructor hasta que tus pies suavemente vuelvan a tocar el suelo.

Con Despégate podrás vivir esta aventura en las 3 mejores zonas de salto en Colombia: Cali, Flandes y Zona  Caribe. Podrás disfrutar además de la seguridad de volar con algunos  de los mejores instructores del país, algunos de ellos selección nacional e incluso con récords mundiales, instalaciones con piscina, playas, pista privada y altas comodidades.  Despégate, pon a un lado los temores y preocupaciones que tienes y solo hazlo. Te prometemos que no te arrepentirás. Y ya que estamos seguros que con sólo decir “adelante” no será lo suficientemente convincente para que te subas a un avión y te despegues, aquí hay cinco razones increíbles que debes tener en cuenta al tomar tu decisión:

1) La velocidad

Sinceramente, despegarse no es comparable con ningún otro tipo de velocidad. Queremos decir, no todos los días el suelo se acerca a ti desde 10.000 pies de altura, a más de 220 km/h. Y si bien eso puede no parecer atractivo para algunas personas, solo piensa en la emoción que obtendrías al hacerlo. En contra de la creencia popular, la incómoda sensación de vacío en tu estómago que sientes al bajar de una montaña rusa NO es en absoluto parte de la experiencia. Si tuviéramos que describirlo de alguna manera, es como sacar la cabeza por la ventana mientras se acelera por la carretera. No está mal, ¿verdad?

2) La increíble vista

Probablemente ya has volado antes en un avión. Pero… ¿Ya lo hiciste en uno que no lleve puerta? Lo más factible es que no tengas idea de lo hermosa que es en realidad la zona en la que vuelas, pero el salto desde arriba te dará la oportunidad perfecta para descubrirlo. Una vez que se termina la caída libre y se abre el paracaídas, no hay muchas cosas que puedas hacer mientras estás colgando, además de apreciar la vista, todo lo que te rodea y sentir la brisa en tu rostro. Si eres como nosotros, una vez que estés arriba seguramente no querrás bajar.

(¿Tienes miedo a vivir nuevas aventuras en el aire? 6 Tips para superarlo)

3) Las extraordinarias fotos

Estamos seguros que tener las fotos es indispensable, especialmente si es tu primera vez. Nunca sabes lo chistoso que puedes llegar a ser, hasta que tu cara está siendo empujada hacia atrás por el viento mientras caes desde un avión. Y si tienes suerte, obtendrás algunas tomas geniales que no te avergonzarás de mostrar a todos tus amigos.

4) El derecho a chicanear

No se trata de quién es más valiente o tiene más $%& para hacerlo, se trata de quererlo de verdad, se trata de sentir pasión por la vida, ¡es cuestión de vivir viviendo! Apaga el piloto automático y permítete liberarte para encontrarte, respira el cielo, el miedo, el paisaje y siente el frío de la emoción por todo tu cuerpo. No lo hagas por demostrarle a tu amigos  de lo que eres capaz, hazlo por demostrarte que puedes cumplir todas las metas que te propongas, que el mundo se te quedó pequeño, que no eres como el promedio de la gente que vive de la oficina a la casa y de la casa al gimnasio, hazlo por sentirte ¡VIVO!

(Los 10 beneficios de la adrenalina: ¿Por qué no puedes quedarte sin volar?)

5) La experiencia es inolvidable

Es un sentimiento increíblemente surrealista. Toda la experiencia, desde las indicaciones de tu instructor, ajustarte el arnés, subirte al avión y escuchar cómo encienden los motores. Llegar a la altura y punto de salto perfecto y saber que es momento de ponerse en posición. Sentir el viento y la vibración en el interior del avión, ver cómo empiezan a desaparecer tus compañeros de salto y saber que pronto será tu turno. Caminar hacia la puerta y ver lo alto que estás, acomodar la punta de tus zapatos sobresaliendo por el borde del avión. Mover por dentro los dedos y no sentir el piso, ni nada sólido debajo. Se activan los sentidos. Y sin pensarlo… Despégate! De repente estás flotando. Sintiendo el cambio en la temperatura a medida que desciendes. Siendo consciente del gran espacio que existe entre tu cuerpo y el planeta.

La mayor sensación de libertad que has podido sentir en tu vida.  Dejando el miedo y las preocupaciones en las nubes. Luego estás planeando, viendo un espectacular paisaje. Disfrutando de una agradable brisa y luz del sol en tu cara, que aún siente la velocidad del aire. ¿No es increíble pensar que el instructor puede entregarte los mandos, para que seas tú quien vuele el paracaídas? Aterrizas, miras al cielo y piensas que desafiaste un elemento para el cual el cuerpo humano no ha sido diseñado.

Y finalmente te convences de lo que eres capaz. Toda la experiencia es un recuerdo que llevarás contigo para siempre. Parece aterrador, pero prometemos que vale la pena el riesgo. Siempre existe la posibilidad de que algo no salga según lo planeado, pero así es como funciona la vida. Es posible que algo no salga como esperabas mientras cruzas la calle un día, o mientras conduces al trabajo mañana, pero eso no significa que nunca harás esas cosas. La vida es para vivir, ¿verdad?

Por último te invito a que si este articulo te tocó fibras o si conoces a alguien que necesita terapia de choque se lo compartas, volar es mucho más de lo que te imaginas.

¿En dónde puedo hacer paracaidismo en Colombia?

Cali

Flandes

Zona Caribe

Sigúenos en redes: Facebook 
Instagram 

2 respuesta a “5 razones por las que deberías saltar en paracaídas al menos una vez en tu vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.